Don Carlos Tünnermann, miembro fundador y directivo del MpN, es la primera vez que por razones de salud, no pudo caminar con su esposa al frente de una marcha ciudadana. Pero se ha querido hacer presente con este bello poema dedicado a los y las campesinas en la Gran Marcha Campesina del 27 de octubre. ¡Gracias don Carlos. El MpN se siente orgulloso de usted!

 

LA MARCHA

Carlos Tünnermann Bernheim

 

¡Nada los detuvo!

Venían recubiertos

de soberanía y dignidad,

en defensa de la tierra

de sus ancestros y descendientes.

Rompieron todos los retenes

que la maldad les opuso.

Su valor superó todos los obstáculos

en La Lechera, Pájaro Negro de San Miguelito

y el empalme de San Benito.

Los campesinos

son hijos de Sandino.

En incómodos camiones

tras días y horas de camino

y de tediosa espera,

llegaron de Punta Gorda y Puerto Príncipe

del Caribe Sur y Río San Juan

de la Unión, La Fonseca

y los Polos de Desarrollo.

No faltaron a la cita con la Patria

campesinos de Nueva Guinea

El Ayote  y Chontales.

Los campesinos

son hijos de Sandino.

Retenes y “miguelitos”

policías partidarios

antimotines, turbas motorizadas

les cerraron el paso muchas veces.

¡Nada les detuvo!

Triunfantes, entraron a Managua.

Con júbilo fueron recibidos

por sus hermanos en la lucha

por la soberanía y dignidad

de la República.

Los campesinos

son hijos de Sandino.

La prudencia, que no es miedo,

inteligencia versus fuerza bruta,

impidió la violencia

que la maldad organizó

en su bienvenida.

Con paso firme,

las botas campesinas

honraron las calles de Managua

y regresaron a sus hogares

recubiertos de dignidad y soberanía

como habían salido.

 

¡Los campesinos

son verdaderos

hijos de Sandino!

Managua, 27 de abril de 2015.

Foto Campesinos No al Canal
Foto/ Jorge Eduardo Mejía Peralta

 

 

Poema: “La Marcha”

Leave a Reply

Your email address will not be published.